Cercador de Notícies
Calendari de notícies
16/07/2012 lainformacion.com

La subida del IVA destroza la estrategia editorial de vender `e-books´más baratos

El precio psicológico de 9,99 euros de las novelas superventas en formato digital está en peligro. La subida del IVA hasta el 21% se aplica también al `e-book´ desde el 1 de septiembre. La reforma aprobada por el Gobierno destroza así la estrategia de libros electrónicos más baratos por la que habían apostado las editoriales en los últimos meses. El lector digital también deberá acostumbrarse al nuevo IVA.

El e-book de Los juegos del hambre, de Suzanne Collins, cuesta 9,45 euros frente a los 17,10 euros de su versión en papel. Es un ejemplo de cómo los editores habían entendido que las novelas digitales superventas debían tener un precio psicológico inferior a los 10 euros.

Ahora, la reforma del IVA del Gobierno destroza -literalmente- la estrategia que el sector español había trazado para favorecer la compra de e-book en los últimos meses.

Los editores están contentos de que el libro en papel siga con su IVA superreducido del 4%. Sin embargo, el tipo general, que pasa del 18 al 21%, seguirá aplicándose a los contenidos digitales, incluidos los libros electrónicos.

“La subida del IVA nos va a perjudicar. El esfuerzo que estamos realizando para abaratar los e-books tropieza con la diferencia de tipos que existe entre el contenido digital y el papel. El 18% de IVA sobre los 10 euros del precio de un e-book ya era mucho dinero”, nos explicaba Javier Cortés, presidente de la Federación General de Gremios de Editores de España (FGEE), antes de que el Gobierno aprobara el nuevo tipo impositivo del 21%.

No en vano, fuentes consultadas del sector de libro lo tienen bastante claro. Los lectores digitales quieren precios bajos, pero al editor no le queda margen de rebaja con el nuevo IVA que entra en vigor en septiembre.

Los editores llevan años batallando con Bruselas para que equiparen el IVA del libro con el del e-book. Francia y Luxemburgo incluso se han saltado la directiva comunitaria, con tipos del 7% y 3%, respectivamente, decisión que empresas como Amazon aprovechan, instalándose en dichos países.

“Antes, una gran novedad en formato e-book costaba 15 euros y eso era un sinsentido. Sin embargo, hemos conseguido bajarlo por debajo de 10 euros. En los próximos meses, quizás se logre situarlo en un precio más razonable, entre los 7 y 8 euros”, explicaba recientemente el escritor Juan Gómez-Jurado.

Sus palabras quedan ya antiguas. Ahora, con la subida del IVA del 18% al 21% para los e-books, se logra que este incremento de tres puntos se traslade al precio final que pagan los lectores digitales.

En septiembre, los editores tendrán que tomar una decisión: mantenerse firmes (o no) por debajo de la barrera de los 10 euros. Sin embargo, no salen los números.

La venta de libros en papel son las que financian los costes de los e-books baratos. Y ahí el sector editorial está muy tocado por la crisis. Caen las ventas en librerías y aumentan las devoluciones.

El libro electrónico en España aún no es rentable. Su facturación apenas supone el 2,8% del total del sector, según los últimos datos de la patronal de editores, la FGEE.

En Estados Unidos, por ejemplo, este porcentaje es del 30%. Allí, existe mercado, muchos lectores digitales y, por tanto, la posibilidad de ofrecer libros digitales económicos.

En cambio, España es diferente. Su IVA será para los e-books del 21% desde el 1 de septiembre. Esta reforma llega en el peor momento para las editoriales con catálogo digital. Y no solo para ellos. Pierde también el lector. La tendencia de abaratar aún más las novedades en formato e-books puede tener los días contados.

“Se nos acusaba de no poner precios baratos al libro electrónico. ¿Quién es el culpable ahora?”, nos dice desde el anonimato un editor.

Anau a la notícia

Recomanar
Comentar
Comentaris (0)