Cercador de Notícies
Calendari de notícies
22/03/2012 Diario de Mallorca M. Elena Vallés

Jordi Martí publica 'Natura morta', antídoto contra las grandes ideas

Es leer a Jordi Martí (Barcelona, 1965) y a uno le entran ganas de desatender durante largo tiempo la grandilocuencia de algunos poetas florales. El colaborador de este diario acaba de publicar en Documenta Balear "Natura morta", un poemario en el que se dirige de manera directa y en lenguaje común a los lectores. Lejos quedan los artificios huecos, y muy cerca la sencillez y concisión de quienes corrigen mucho en pro de la efectividad. Lo mismo puede aplicarse a la ética del poemario que presenta hoy a las 20 horas en La Biblioteca de Babel: Martí huye de la pretenciosidad de las grandes ideas, y aspira "a escribir en voz muy baja", reza un verso del poema 'Contra les paraules amb majúscula'. "Con la edad dejas de lado los grandes ideales porque la vida, las personas, las amistades y el mundo de la literatura te desengañan", reconoce. Precisamente la vanidad de los escritores %u2013 "las puñaladas que te asestan"%u2013 es uno de los temas que planean por estas páginas. "Todos los textos que he escrito en este libro sobre el mundo literario han surgido de personas que conozco, y estas personas se reconocerán en ellos", apunta. Pese a ello, a Martí no le ha interesado apuntar a blancos directos y en las sátiras finales del poemario %u2013que siguen la tradición de los epigramas satíricos latinos de Marcial u otros poetas%u2013 trata con desenfado y con la bilis justa estas cuestiones. "Me interesa mucho este género porque te permite ser irónico. Creo que no somos tan importantes como para dramatizar", señala.
El paso del tiempo, el amor de madurez, los recuerdos, las relaciones entre las personas o algún viaje salpican de modo tranquilo el poemario, que será presentado esta tarde por el propio autor, por Jaume Oliver y Miquel Àngel Llauger, autor del prólogo.
Como todos los escritores, Martí tiene sus lecturas predilectas, autores cuyo influjo se traduce en estos versos. "Porque en arte nadie inventa nada nuevo", asegura. En su caso, su literatura está en la línea de poesía moral que arrancó con Gabriel Ferrater y Jaime Gil de Biedma, una poesía que reflexiona con cierta ironía y distancia sobre la vida. Algo que sólo lo proporciona la madurez.
Tras ocho años sin publicar poesía %u2013previamente lo había hecho en castellano%u2013, el escritor entrega este libro "en el que acepta la realidad tal cual es". Pese a ello, el lector comprobará que al volumen no le invade un halo de negatividad o pesimismo que conduce al nihilismo. Más bien es al contrario: la actitud y el tono son en muchas ocasiones celebratorios de las pequeñas cosas que ofrece la vida, "sin perder el tiempo en las grandes palabras". Por ejemplo, en 'Albada', se intuye una bonita noche de amor; 0 en 'Solitud', el lenguaje parece que reconforta al yo-poético y consigue que el mundo "parezca un poco más habitable".
Si Jordi Martí se nos presenta aparentemente con poco rock and roll %u2013sin excesos se vive mejor%u2013, ahí está él para desmentirlo con una portada monopolizada por Lou Reed. "En mis versos sigue habiendo radicalidad, sólo que no la expreso de manera romántica", concluye.      

Recomanar
Comentar
Comentaris (0)