Cercador de Notícies
Calendari de notícies
29/09/2010 La Vanguardia JOSEP MASSOT

El libro pide un plan de reconversión

Editores, libreros, distribuidores, impresores,  el universo Gutenberg zozobra, no por la amenaza digital, sino por el impacto de la crisis económica y por la ausencia de medidas de apoyo a un sector estratégico en la sociedad del conocimiento. Llevaban un año trabajando consensos y ayer, en la apertura de su feria, Liber 2010, Pedro de Andrés, presidente de la Federación de Gremios de Editores, solicitó un plan de reconversión para el libro.

"Ha sido un año complicado y la crisis afecta, no hay la menor duda", dice Antonio María Ávila, director ejecutivo del gremio. "Hemos estado hablando todo el año entre editores, libreros, distribuidores, todo el gremio, porque tenemos una estructura federal, y hemos consensuado un conjunto amplísimo de medidas para entregarlas al presidente del Gobierno. Incluyen medidas fiscales, defensa de la propiedad intelectual, fomento de la digitalización y apoyo a las librerías independientes".

El plan solicita adecuar el IVA de las descargas digitales (gravadas ahora con un 18 %) al IVA del libro en papel (4 %), ya que el sector se encuentra ante el reto de digitalizar 400.000 títulos en un negocio que saben que al principio no será rentable y sostienen que el Gobierno francés ha facilitado ayudas por 12 millones de euros. También se piden deducciones fiscales para mejorar y adecuar el sistema de librerías y un tratamiento de apoyo a las exportaciones.

Uno de los puntos básicos del plan es la modificación de la ley de la Propiedad Intelectual a fin de que se adapte a las nuevas tecnologías. "Hace unos años - dice Ávila-la piratería era una amenaza, ahora es una realidad. La piratería ha crecido un 25 por ciento y ya no sólo se ceba en libros técnicos, sino que también llega ya a la literatura. Hace unos meses evaluamos las pérdidas en unos 170 millones de euros. El Senado de Estados Unidos ha incluido a España en la lista negra de los países que más piratean. Todos se escandalizarían si alguien entrara en una tienda Sony y robara un e-reader, ¿por qué no se escandalizan si lo que se roba es una novela? Eso demuestra que aquí se sigue despreciando la cultura. Necesitamos una instrumentación eficaz y disuasoria para protegernos de la piratería digital". El plan pretende también dar al editor el carácter de creador, como ya se hace con la música o el cine.

Otro de los ejes del plan compete a la comercialización del libro. "Ya dijimos al Ministerio de Cultura y a la secretaría de Comercio hace dos años que debemos reforzar los canales de comercialización. En Francia se ha ensayado con éxito el modelo de una sociedad anónima, pública y privada, que actúa como garante de las librerías independientes. Tal vez no hagan falta 4.000, pero sí 500 bien gerenciadas".

En cuanto a las exportaciones, el gremio no pide más recursos. "Simplemente - dice Ávila-se trata de acabar con el desorden de todas las instancias y organismos que tenemos, desde el Instituto Cervantes hasta el Ministerio, para que se coordinen mejor".

El sector editorial está viviendo uno de sus peores años, con devoluciones masivas de libros. Según Antonio María Ávila,"el año iba bien hasta que en abril empezó a pararse y los datos del 3 de mayo mostraron una bajada del consumo de detalle que se ha ido repitiendo en meses sucesivos. Septiembre, con el libro de texto, tenía que dinamizar el sector, pero no ha sido así". "Lo que sucede con el libro de texto en España - dice Ávila-causa estupefacción en otros países europeos. Las políticas educativas de aquí, como la catalana, son irresponsables. Los agravios son muchos: cada comunidad hace de su capa un sayo, no se cumplen las normativas sobre bibliotecas escolares... La exportación da buenos resultados, pero el consumo interior asusta: la crisis hace que las bibliotecas o las universidades recorten gastos de compras de libros. En Andalucía, por ejemplo, de 8 millones previstos no ha pasado de uno... La bajada fuerte fue la del libro de texto, con más del 6%, cuando el conjunto del sector marcó un descenso del 2,4%".

Liber convoca este año a 700 editores de 14 países y tiene como país invitado a Puerto Rico. la isla asociada a Estados Unidos desde 1952, que cuenta con cuatro millones de habitantes y donde el castellano sigue siendo la lengua dominante.

Recomanar
Comentar
Comentaris (0)