Cercador de Notícies
Calendari de notícies
17/06/2010 Diario de Mallorca Carlos Garrido

Pequeño comercio

Hace pocos días se presentaba en Palma un libro muy importante. Se trata de la tesis de Jaume Franquesa i Bartolomé "Sa Calatrava mon amour". Un estudio social y urbanístico de esta barriada tan emblemática del casco antiguo. El material recogido es impresionante: desde las batallas políticas entre asociaciones a los personajes, los cambios, los procesos de especulación, las diferentes visiones de ciudad. En medio de ese caudal, me llamó la atención una evidencia.
Los residentes históricos de esta parte de Palma recuerdan con nostalgia los tiempos en que todas esas calles estaban llenas de comercios. Te ennumeran con los ojos cerrados los hornos, el carbonero, los colmados, el zapatero... Los "calatravins" vivían en un espacio reducido, con la muralla por un lado, la Seo como último mojón, las iglesias y conventos, las plazas. Pero llevaban vida de barrio.
Hoy, con contadísimas excepciones, esos pequeños comercios han desaparecido. "Per qualsevol cosa hem de passar ses Avingudes" se quejan. Y es que el desarrollo de la ciudad ha sido bien distinto a uno y otro lado del cinturón avenidario. Hacia poniente, los usos son residenciales y especulativos. Hacia levante, ha crecido una barriada popular con todo lo que ello significa.
Llegir nota la notícia

Recomanar
Comentar
Comentaris (0)